La psicología del color aplicada a las artes gráficas.

La psicología del color tiene un peso muy importante en diversos sectores como son las artes gráficas, el diseño, la publicidad o la moda. Cada color que percibimos desencadena una reacción, un sensación o una emoción. Por eso, tener nociones de la psicología del color nos permitirá poder asesorar a nuestros clientes en nuestro negocio de artes gráficas. En nuestro artículo de hoy os daremos algunas orientaciones para el uso de cada color.

 

  • El blanco transmite luminosidad, pureza, sobriedad, limpieza y simplicidad. Su principal característica es que genera confianza, por ello es utilizado en productos tecnológicos o relacionados con la salud.
  • Amarillo. Su característica más notable es que atrae la atención de una manera muy positiva, ya que está íntimamente relacionado con el optimismo. Se asocia con la luz, la energía y la felicidad. Según algunos estudios, estimula la memoria y la actividad intelectual. No se recomienda si lo que se busca es dar una imagen de estabilidad.
  • El rojo, al igual que el color amarillo, atrae la atención. Es un color muy intenso, por lo que hay que ser cuidadoso para no obtener un resultado demasiado cargado. Simboliza la fuerza, la energía, el peligro y el erotismo.
  • El verde se relaciona con la paz, la esperanza, la salud, la frescura y la seguridad. Se suele utilizar para productos médicos y productos naturales. Por otro lado, cuando se utilizan tonos más oscuros del verde, está simbología cambia y se relaciona con el dinero. Por ello, los tonos oscuros de verde se suelen utilizar para banca y otros productos financieros.
  • Azul. El color azul se relaciona con la inteligencia, la estabilidad y la confianza. Se utiliza para productos muy dispares como son los productos de limpieza, la tecnología y los transportes marítimos o aéreos.
  • El negro transmite sobriedad, elegancia, prestigio y seguridad, pero también nos puede transmitir sensación de peligro o desconocimiento. De la misma manera que el rojo, hay que utilizarlo en su justa medida. Por ejemplo, es un color óptimo para resaltar el diseño de logotipos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *